martes, 23 de agosto de 2011

Día 9 Desamanecer.


Bajó al final del recorrido y ya no sabía dónde estaba. Sacó uno de los lápices de su vagina y se puso a dibujar sobre el asfalto, hasta que amaneció.

Día 8 Escape



Otras veces su primo probaba con correctores en barra hasta que ya no lo hizo más, porque la pequeña una noche en la que dormía junto a él, mientras él la cuidaba ya que sus padres salieron a comer, tomó una tijera y le cortó el prepucio. El tipo despertó asustado y agresivo, la arrojó de la cama y excitado pretendió penetrarla con el miembro ensangrentado pero ella le ofreció su boca y a él le pareció provocador. Le quitó las tijeras de las manos y cuando se predisponía al placer, ella le metió un alfiler de gancho en meato y salió corriendo de la habitación. Corrió lo más que pudo y subió a un microbus que esperaba pasajeros.