domingo, 21 de octubre de 2012

Día 5.

Después de ese día, nada fue distinto ni igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario