viernes, 28 de diciembre de 2012

Día 23.

Mientras guardaba silencio, la personalidad de la cual todos pensaban que escondía el Yo, comenzó a luchar por no ser absorbida. Cada cual deseaba eliminar a la otra, atando su cuello con una soga. Una de ellas fue más fuerte y para no esfumarse, transformó su pierna en cable a tierra y se aferró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario