domingo, 16 de febrero de 2014

107.

Ha pasado un mes pero para Pal siempre es presente en su mente. No hubo tiempo: días ni horas, tampoco hubo sensación temporal; esta nueva noticia parecía dada al día siguiente de su encierro. Sólo su cabello era la prueba de su larga espera por inoscencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario