miércoles, 10 de diciembre de 2014

Día 2. Violentamente niña.

La madre la tironeaba para entrar a la tienda. Andaba buscando de todo para enseñarle desde pequeña a ser mujer. Su padre le regaló un alisado de pelo, la madre las sanadalias rosas, el hermano el vestido. Luego irían a casa a enseñarle a sacarse las cejas por primera vez y a depilarse las piernas para usar sus zapatos y vestido nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario