lunes, 22 de diciembre de 2014

Niña Barbie.

Entró una señora muy sencilla con su niña barbie. Una niña de unos 11 años vestida con colores rosados y morados, con tacos altos, jeans ajustados, polera que se levia el ombligo y un cinturón cadena plateado con brillos y diamantes de plástico. Venía ella misma, como dicen, empoderada, mirando las vitrinas al modo en que lo hacen las divas, exigiendo tal o cual zapato que combinara con su vestido de año nuevo. La madre silenciosa y sumisa le decía que comprara lo que quisiera. No había un zapato que fuera acorde a su vestido, miró a su madre como dándole una orden, movió su cabello con desprecio hacia mi compañera de trabajo que la atendía y ambas se fueron del lugar. Nosotras quedamos sorprendidas, ellas con mirada de ternura: mira la cabrita agrandá, y yo con un pavor que no puedo explicar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario