miércoles, 12 de agosto de 2015

Día 5

Miedo a los monstruos que esconde cada uno para agradarle al otro
¿Conoces a tus propios monstruos? A veces salen sin que los conozcamos; es como si sólo pudiéramos verlos al interactuar con otras personas, más si la interacción es íntima. Te acarician y recuerdas sin querer, mil caricias anteriores, reales o imaginarias, las que te dieron y las que te faltaron, entonces surge un monstruo que sólo fue posible ver por el contacto de la piel ajena: un recuerdo perturbador que se alojó en tu memoria y ahora lleva el nombre de enfermedad.
https://www.youtube.com/watch?v=Q0QBzX7zZBw

No hay comentarios:

Publicar un comentario